Salones nórdicos pequeños: claves para un ambiente escandinavo. - mueblecasa

Salones nórdicos pequeños: claves para un ambiente escandinavo.

Ha sido una de las tendencias decorativas por excelencia, y lo seguirá siendo en 2020. El estilo escandinavo se caracteriza por su luminosidad y su aprovechamiento del espacio. Se trata de ambientes donde predominan la madera, los colores cálidos y los espacios compartidos. Veamos cómo podemos sacarle más partido a un salón pequeño con el estilo nórdico.

 

  • La madera es siempre protagonista: Por todos es sabido que la madera es sinónimo de calidez en el hogar. Si tu idea es crear espacios íntimos y acogedores, la madera es tu gran aliado. Además de ser atemporal, es duradera y de fácil mantenimiento, compatible con casi todo tipo de materiales y cuenta con una amplia gama de tipos y acabados. Sin duda, se puede adaptar a cualquier tipo de ambiente y entra en armonía con todo tipo de elementos decorativos. Prueba con muebles tv, estanterías y otros accesorios en madera que te permitan guardar y ordenar mejor tus cosas.

  • El empleo de tonos cálidos: Una de las ideas de decoración nórdica por excelencia. El estilo se sustenta sobre bases de tonos blancos y neutros. Colores pastel y espacios monocromáticos que más tarde conseguirán matices a través de cuadros de diferentes tamaños y cojines con estampados que adornarán y darán forma al espacio. No obstante, cabe destacar que los colores fetiche del estilo nórdico son el blanco, el negro y el gris, pero recomendamos contemplar otras posibilidades más originales. ¡existen muchas posibilidades para crear un espacio único!

 

  • La importancia de la luz: Planificar la iluminación es de las cosas más importantes en el diseño de cualquier espacio y más si se trata de un salón nórdico pequeño. Una buena iluminación nos permitirá realzar las características más importantes de nuestros ambientes, dando mayor amplitud al espacio y dirigir la mirada hacia aquello que queramos resaltar. Si ya contamos con un espacio iluminado, nos será más fácil pero existen trucos para agrandar espacios y crear efecto de amplitud visual. Recomendamos siempre el uso de luz cálida ya que su efecto es relajante y consigue un ambiente confortable. Velas, lámparas colgantes direccionadas o telas ligeras como el lino, son algunas de nuestras sugerencias.

 

  • Aportar mucho textil: Cortinas, cojines, alfombras, una vez más, el clima del lugar de origen de este estilo decorativo explica la rica utilización de textiles. Los materiales más usados son la lana y el algodón suave y cumplen una doble función: decoran la estancia creando al mismo tiempo una sensación de comodidad y calidez.

Salón nordico de color blanco

  • Incorporar vegetación y elementos de la naturaleza: El estilo escandinavo siempre hace referencia a los elementos naturales. La naturaleza siempre crea una atmosfera relajante, hogareña y mágica. Desde textiles de fibras naturales o cestos gigantes de mimbre, hasta plantas que nos harán sentir conectados con la tierra y nos relajarán la mente tras un largo día de trabajo.

 

Con estas ideas de decoración podrás tener un salón nórdico pequeño acogedor, encantador y visualmente placentero. Una decisión muy acertada y, por su sencillez, resulta fácilmente adaptable. ¡Descubre e investiga sobre estos diseños que están tan de moda! ¡Valora esta corriente favorita de críticos y consumidores e incorpora en tu hogar lo que más te guste!

 

Regresar al blog