5 propuestas para salones minimalistas

El estilo minimalista es una de las tendencias más destacadas en el mundo de la decoración de interiores. Ha perdurado a lo largo de décadas, recreándose y transformándose sin perder sus elementos esenciales: diseños limpios, siluetas sencillas y colores monocromáticos.

Estantería en blanco para salones minimalistas 

Si estás considerando darle un giro minimalista a la decoración de tu hogar, te recomendamos que empieces por el salón, ya que es la estancia donde se pasa más tiempo y posiblemente de la que más disfrutas en tu día a día. La sobriedad, el orden, la geometría y la sencillez de los salones minimalistas dan a un toque original, a la vez que acogedor, ayudando a que los espacios parezcan mucho más grandes y luminosos. ¡Conseguirás una casa de revista! 

Ideas para la decoración minimalista en el salón

Por extraño que pueda parecer, la decoración minimalista es una de las más complicadas de conseguir. Normalmente, cuando se piensa en decorar una habitación, lo primero que viene a la cabeza es añadir nuevos elementos, sin embargo la decoración minimalista se basa en todo lo contrario: menos es más.

Para ayudarte a conseguir el mejor de los salones minimalistas, hemos hecho una lista de ideas que te resultarán muy útiles:

Elige bien los colores

Los colores estrella para las paredes de estilo minimalista son los blancos, grises y tonos crema. Sin embargo, si quieres dar un toque de color, puedes optar por tonos pastel.

En el caso de los muebles, te recomendamos que optes por el color blanco o por madera clara. Si te atreves con algo más innovador, puedes elegir muebles de cristal, con estructura de metal o de un único color. De hecho, en este tipo de decoración, es muy común encontrar diseños compuestos con armarios modulares, consolas, muebles de televisión, principalmente, en tonos blancos o hayas.

Cómoda color roble para salones minimalistas

Nada a la vista

Una de las claves de los salones minimalistas es tener el mínimo número de cosas a la vista. Olvídate de estanterías llenas de libros o con pequeños elementos decorativos: cuanto más simple, mejor. Una opción ideal para conseguir guardar tus objetos en el salón, a la vez que mantienes una estética minimalista, es optar por muebles modulares. Este modelo de muebles se adapta a cualquier tipo de necesidad, gracias a la versatilidad de sus formas y diseños. Sus líneas sencillas, hacen que se mimeticen dentro de esta estética. Además, están disponibles en en todo tipo de formas, tamaños y colores.

Juega con las texturas y los estampados

Los salones minimalistas no tienen por qué ser sinónimo de monotonía. Juega con distintas texturas: el sofá, los cojines, las cortinas, la alfombra… tienes todo un mundo de posibilidades que harán de tu salón algo único. Combina estampados, colores y materiales, manteniéndote siempre, dentro de la paleta de colores elegida. Ten en cuenta la escala de las texturas y los estampados, pues deben ir acordes con la estancia: si el salón es pequeño, no conviene recargarlo con un estampado demasiado grande, y viceversa.

Plantas: la naturaleza dentro de casa

Algo que no puede faltar en los salones minimalistas son las plantas. Aportan un toque de color, además de dar un ambiente hogareño a las habitaciones, conjugándose perfectamente con la sencillez de este tipo de decoración. El tamaño de la planta depende de tus preferencias puedes probar desde con unos pequeños cactus hasta con un ficus de mayor tamaño. ¡Seguro que queda genial!

Zapateros blancos para salones minimalistas - MuebleCasa.

Dale un toque personal

Lo más importante es que, estés donde estés, te sientas a gusto. Por ello es importante que siempre des tu toque único y personal: ya sea con un poco de color, unas flores frescas o un marco con una foto. Todo vale.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados